Hacer Limpieza a tu Escobillón
 Los escobillones son las herramientas clave para mantener nuestro hogar limpio y en perfectas condiciones. Limpiar las cerdas de un escobillón es una tarea esencial que hay que hacer habitualmente. Por el contrario, conseguiremos que el escobillón ensucie más, y vaya soltando las pelusas por todo el piso.  Aquí os dejamos algunos trucos para su correcta limpieza y conservación:

  • Es importante despegar todos los restos de comida o pelusa para evitar la proliferación de bacterias. Limpiarla al menos una vez por semana.

  • Un truco es colocar su cepillo en un cubo de agua caliente con amoníaco  y dejarlo unos 30 minutos. Lo enjuagaremos con agua tibia y lo dejaremos secar al aire libre.

  • Otro manera de limpiarla es introducir las cerdas dentro de un cubo con jabón y lejía. Acto seguido pasa un cepillo o un trapo para quitar el polvo y la suciedad. Finalmente la dejaremos reposar boca abajo para que se sequen bien.

Las guardaremos preferiblemente boca arriba para evitar que las cerdas se deformen al estar en contacto con el suelo.

 

3 Comentarios

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *